Norma Helena Gadea

Aunque de niña Norma Helena Gadea quería ser pianista, la vida la llevó acertadamente por el camino del canto, deleitando a lo largo de tres décadas en escenario nacionales e internacionales.

Esta dama de particular voz, se inició en el arte apoyada por su padre don Heriberto Gadea Mantilla, que le enseñó los primeros signos de la guitarra, y su madre Carmen Avilés, cantante de tango en los años 50.

De esa época quedan guardado en su memoria bellos recuerdos que la llenan de emoción y sentimientos. Sin olvidar sus años de colegiala en el Inmaculado Concepción de María, de Ocotal; el Francés Nicaragüense, de Managua, ni tampoco sus años de universitaria.

Ahora ella sabe que el canto era su vocación de vivir. “Quise ser pianista, pero no podía tener un piano, así que me decidí aprender a tocar guitarra, sé que no lo hago bien, pero me acompaña (ríe)”.

En la universidad interpretó canciones de protesta contra la dictadura de Somoza y en los 80 su canto alzaba la bandera del Frente Sandinista.

Ahora dice sentirse libre. “Antes levanté una bandera específica de una lucha identificada con el partido Frente Sandinista, a pesar de que nunca fui militante, pero creo que llegué a un punto en que la bandera que levanto es la bandera de la vida, del amor, de la paz, de la armonía, la bandera de todos los seres humanos que no tienen color definido. Pero siempre le canto a la dignidad”.

MIRADAS DE HOMBRES

El cantautor Luis Pastor González dijo que “Norma Helena es dueña de una de las voces femeninas más destacadas de Latinoamérica, que ha defendido la canción nicaragüense en cualquier escenario. Su voz tiene una fuerza privilegiada y su personalidad un carisma que atrapa al público”.

Salvador Cardenal expresó: “Para mí, Norma Helena tiene una de las mejores voces femeninas que he oído. Recuerdo que yo estaba en cuarto año en el Centroamérica cuando la oí por primera vez, su voz era muy dulce y cautivadora. Su voz me sigue fascinado al igual que me fascina que cante mis canciones y no tiene que pedirme permiso para hacerlo”.

Eduardo Araica: “Es una artista que le añade a su calidad vocal, un toque de apasionamiento, de amor; por eso sus conciertos son muy intensos, muy expresivos y el resultado es que convence con su canto”.

El cantautor Luis Pastor González, productor y director del concierto “Vocación de Vivir”, dijo que éste tiene un concepto muy íntimo en el que participan como invitados especiales cantautores y músicos que han estado muy de cerca en la carrera de Norma Helena. Como Luis Enrique y Carlos Mejía Godoy, Eduardo Araica, Salvador Cardenal, Elsa Basil, Los Juglares, su primo Moisés Gadea, Ronald Hernández, Jeffry Rubens, Carlos Luis Mejía y Tierra Fértil.

“Vocación de Vivir” tendrá muchas sorpresas. Se presentará una semblanza de la cantante. Su hija, María Candelaria, bailará un tango interpretado por Gadea. Se leerán poemas de Giconda Belli y Daysi Zamora.

Este concierto, cuyo costo de producción es de 12 mil dólares, será grabado para lanzar un disco y un DVD.

La Prensa 14 Nov. 2005



Síganos en Facebook

Comentarios

Escriba su comentario

Para mayor información escríbanos : Comentarios


Regreso a la página principal