Información General sobre Nicaragua

Indios flecheros, héroes nacionales

Ramón H. Potosme
La Prensa 12 Sept. 2012

La mayor cantidad de la sangre derramada en la Batalla de San Jacinto, en 1856, fue de parte de los indios flecheros de Matagalpa. Su participación, según el diputado Mario Valle, fue determinante para esa victoria para los nicaragüenses, por lo que serán declarados héroes nacionales.

El dictamen relata que los participantes eran jóvenes de entre 17 y 25 años. De acuerdo con el historiador Eddy Kühl, ellos llegaron a luchar por su voluntad porque conocían que el filibustero William Walker vendería sus tierras en dos millones de dólares y restablecería la esclavitud.

La iniciativa de ley fue dictaminada por la Comisión de Educación, en la que participaron descendientes de esos guerreros, quienes hoy ocupan cargos en las autoridades de los pueblos indígenas de Matagalpa. Uno de los regidores, Guillermo Olmos Rodríguez, consideró que es una reivindicación para sus ancestros que eran héroes ocultos. Valle indicó que tras la aprobación en el plenario, velará para que en los próximos textos de historia se incluya a los indios matagalpas como héroes de la Batalla de San Jacinto.

“Los muertos, los que pusieron la cuota de sangre más grande fueron los matagalpas. Fueron los que hicieron posible que esa batalla se ganara. Eran extraordinarios guerreros y estaban clarísimos que se encontraban en una batalla totalmente desigual. Rifles automáticos contra el arco y flecha. Eso habla del coraje y el valor”, consideró Valle.

Actualmente en Matagalpa viven 93,000 indígenas, reclamando sus tierras ancestrales ocupadas por desmovilizados de la guerra o por terratenientes. Tienen una estructura encabezada por el cacique mayor, un consejo de ancianos, 36 regidores, cuatro alcaldes de vara y 72 comunidades.

El heroísmo de los indígenas flecheros
(El Nuevo diario 16 de Sept. 2012)

El historiador Rafael Casanova destaca que en estas páginas de la historia, otros que habían quedado relegados eran los indígenas flecheros, quienes eran parte del llamado Ejército del Septentrión, enviados a reforzar al coronel Estrada.

Según el análisis táctico de Francisco Barbosa, teniente coronel del Ejército de Nicaragua, a Estrada le habían encomendado una columna de cien hombres con la misión de impedir el robo de ganado y el abastecimiento de alimentos de las tropas filibusteras de Managua, Tipitapa y Granada.

Se le había enfatizado que evitara los enfrentamientos con los invasores a no ser por medida extrema. Fue el 9 de agosto que llegaron a la Hacienda San Jacinto y el 1 de septiembre, tras capturar a un estadounidense, conocieron que tropas filibusteras se preparaban para atacar a las nacionales en esos llanos. Entonces, Estrada decidió enfrentarlos y solicitó refuerzos.

Eddy Kühl, en su libro “Indios Matagalpa, lenguas, cuentos y leyendas”, señala que los indios salieron a pie de Matagalpa el nueve de septiembre y llegaron a San Jacinto el 11. Bajo el mando del capitán granadino Francisco Sacasa, eran 60 flecheros indígenas de Yucul, Matagalpa --otros dirán que eran 66-- y formaron parte del grupo de 160 efectivos de las fuerzas patriotas que se enfrentaron a las tropas de Walker.

El informe del teniente Alejandro Eva, escrito en Rivas el 21 de agosto de 1889, sobre las tropas en la Hacienda San Jacinto, señala: “Esta pequeña fuerza estaba dividida en tres compañías ligeras comandadas por los capitanes --Liberato Cisne, Francisco Sacasa y Francisco de Dios Avilés”.

El corral de madera (esquina opuesta a la esquina sureste de la casa), la primera línea de batalla, era defendido por el capitán Sacasa. Según el teniente Eva, el comandante de los indígenas fue parte de las bajas que cayeron defendiendo la hacienda. En igual posición lo ubica el mayor general Carlos Alegría, en su relato y parte de guerra.

Sin embargo, en el parte oficial elaborado por José Dolores Estrada no se menciona ni a su capitán Francisco Sacasa y menos que sus subordinados eran flecheros indígenas, invisibilizándolos de un tajo.

A pesar de que ahora se conoce que estos lucharon bravamente con simples arcos y flejas, una teoría de la falta de mención es que el coronel Estrada no estaba de acuerdo con su participación, pero debió aceptarlos por la desventaja de sus fuerzas frente a los numerosos y bien apertrechados filibusteros.

 

El papel indígena en la Guerra Nacional

En la Guerra Nacional la contribución indígena fue igual de importante en diversos ámbitos y bien se les utilizó más de una vez. Los historiadores los ubican no solo combatiendo en la Hacienda San Jacinto sino también en Masaya, Granada y Rivas. Incluso, un mes antes de la Batalla de San Jacinto, se conoce que al menos 300 indígenas participaron, junto al general Cross, en un traslado de armas desde El Sauce y Somotillo hasta Matagalpa, pasando por los Esteros, Matagalpa.

En el parte de la Batalla de San Jacinto no se distingue quiénes eran flecheros y quiénes no, sin embargo, la evidencia tangente de su presencia en la hacienda fue la identificación arqueológica de tres osamentas cuyas facciones concuerdan con las de los indígenas matagalpinos, al igual que la antigüedad de estos esqueletos los ubica en el año de la famosa batalla.

Los restos actualmente están en urnas, dentro de un monumento muy sobrio, en la propia entrada de la Casa-Hacienda San Jacinto. Aunque es prácticamente imposible no ver el monumento, durante las visitas de los colegios se puede observar que muy pocos estudiantes se detienen a leer de qué se trata.

Con el reciente descubrimiento de las osamentas, en 2010 y a 154 años de su muerte, fue que se les rindió homenaje a los flecheros, declarándolos héroes, por su arrojo y valentía.

Una lástima que después de esto, libros de historia de primaria, entre estos Estudios Sociales de quinto grado, que muchos colegios utilizan bajo autorización del Ministerio de Educación, sigan sin actualizarse.

Igual ocurre con libros de Historia de Nicaragua y enciclopedias, que aún se abstienen de mencionar la importante participación de los indígenas de Matagalpa en su relato de la Batalla de San Jacinto.

ica
Síganos en Facebook

Si no eres miembro de Facebook, entonces comenta aquí
Escriba su comentario

Para mayor información escríbanos : info@nicaragua-actual.info
Regreso a la página principal

Augusto Nicolás Calderón Sandino
Historia de Nicaragua
Félix Rubén García Sarmiento
Acerca de Nicaragua Actual
La moneda de Nicaragua
División Política de Nicaragua
León Santiago de Los Caballeros
Presidentes de Nicaragua desde 1834
Granada, La Gran Sultana
Managua, Capital de Nicaragua
Isla de Ometepe
La celebración de la Gritería en Nicaragua
Rafaela Herrera Sotomayor

Pedro Joaquín Chamorro
Geografía de Nicaragua
Anastasio Somoza Debayle
William Walker
Anastasio Somoza García
Músicos Nicaragüenses

| Anastasio Somoza Debayle | Tacho Somoza | Dictador Somoza | Hope Portocarrero de Somoza | El Chiguin | El Chigüin | Anastasio Somoza Portocarrero | El hijo de la Hope Portocarrero | La Jop Portocarrero | Tachito | Tachito Somoza | Dinorah Sampson | La Dinorah | La querida de Tacho Somoza | La amante de Anastasio Somoza | La Nicolasa Sevilla | Somocistas | Somocismo | Dinora Sampson | Dinora Sanson |