Margarita Calderón

Estaba la humilde mujer, casi desangrada, a la par del pequeño y delgado cuerpo de aquél niñito recién nacido, acostado sobre el petate puesto en el piso de tierra. Cierto que no eran visibles, pero allí estaban Esquilo, Sófocles y Eurípides, contemplando el nacimiento de una trágica vida y su parentela, en una versión nicaragüense que no demerita de los clásicos griegos.

El enclenque fruto de Margarita Calderón, la humilde trabajadora doméstica y de Gregorio Sandino, el pudiente cafetalero de Niquinohomo, creció entre la pobreza y el resentimiento, aumentado cada vez que pasaba frente a la esquina sur-oeste del parque, donde vivía la familia Sandino-Tiffer, nada comparable con el lugar donde posaban los Calderón.

Apenas habían pasado 17 años de aquel 18 de mayo de 1895, cuando en octubre de 1912, el joven Augusto Nicolás Calderón, vio pasar una carreta en dirección a Catarina, donde iba ya en proceso de descomposición, el cadáver del General Benjamín Zeledón, la impresión la guardó el resto su vida. Se comenzaba a forjar el Héroe Nacional, General Augusto C. Sandino.

Una trágica vida

Aún con tanta adversidad, Augusto Nicolás, se convirtió en un próspero comerciante, reconocido por don Gregorio y acogido por su esposa, doña América Tiffer. Incluso pensaba casarse con la señorita María Soledad Sandino, hasta que de nuevo la tragedia se hizo presente en el incidente que tuvo con Dagoberto Rivas, en el atrio de la iglesia, al que hirió de un disparo en la pierna, una herida que fue decisiva para él y su patria Nicaragua.

Ya convertido en el guerrillero, admirado en todo el mundo, alabado por Henry Barbusse y Gabriela Mistral, conocido como Augusto C. Sandino, pierde a su esposa, Blanca Arauz Pineda, cuando al dar a luz a Blanquita Segovia, fallece el 2 de junio de 1932, antes en la montaña, había perdido dos hijos varones, dos tristes capítulos dentro de la tragedia. Serían sólo dos años los que le separan del 21 de febrero de 1934, cuando es asesinado junto a su hermano Sócrates, los Generales Francisco Estrada y Juan Pablo Umanzor, más un inocente niño.

Sócrates era el único varón del matrimonio, Sandino-Tiffer, junto con sus hermanas Asunción y Zoilamérica. En su corta vida tuvo relaciones con doña Cleotilde López, procreando a Alejandro, fallecido hace 17 años y cuya descendencia vive en Managua, entre ellas una hija de nombre América. Ante la muerte de Augusto y Sócrates, don Gregorio y doña América, salieron exiliados al El Salvador.

La tragedia familiar

Asesinado Augusto C. Sandino, Anastasio Somoza García, inició una campaña humillante y cruel contra los descendientes del “bandolero”. No escaparon la niña Blanquita Segovia y la anciana Margarita Calderón. Durante años de diferentes formas, la tragedia ha sido un sino de la familia Sandino.

La hermana de padre, Asunción, se había casado con Bismarck Alvarado, originario de Catarina, José Bismarck era uno de los hijos. Un día pasaron varios jovencitos de Niquinohomo y lo invitaron para ir a la Laguna de Apoyo, donde fueron sólo con el permiso de Asunción. Lamentablemente el joven se ahogó, causando la ruptura del matrimonio, pues Bismarck le reprochó haber dado el permiso. Otro hijo, Francisco José, fue asesinado en la costa del lago de Managua, exactamente el Viernes Santo, 7 de abril de 1953.

Doña Zoilamérica Sandino Tiffer, contrajo matrimonio con don Orlando Zambrana Báez, nacieron Orlando José y Zoilamérica, madre de la poeta Rosario Murillo. El 12 de octubre de 1973, a las dos de la tarde, fallece doña Zoilamérica, en el Hospital Vélez Paiz, a consecuencia de los golpes sufridos en un terrible accidente de tránsito.

El terremoto del 23 de diciembre de 1972 escribe otro trágico capítulo, cuando muere bajo los escombros, el niño Anuar Joaquín Hassan Murillo, hijo de Rosario. Pero el sino continúa cebándose en los descendientes de la familia Sandino- Tiffer. El 12 de mayo de 1979, cuando participa en actividades clandestinas del FSLN, es detenido en una de las entradas a la Laguna de Xiloá, Omar Hassan, esposo de Lourdes Murillo Zambrana, es asesinado junto con otros sandinistas, entre ellos Cristian Pérez Leiva.

Los Castillo - Sandino

Enrique Castillo, y Blanca Segovia Sandino Arauz, fueron sacados de Nicaragua y llevados a Cuba, donde vivieron con sus hijos Augusto Enrique, Rodolfo Antonio, Julio César y Walter Ramiro. Cuando regresaron en 1979, quedó Rodolfo Antonio fallecido en un trágico accidente de tránsito el 25 de abril de 1967, en La Habana, Cuba.

Rosa Argentina, hija de Asunción y Bismarck, se casó con Nicolás Sandino. Vivía el matrimonio en la casa solariega de los Sandino-Tiffer, bajo cuyos aleros estuvieron Augusto y Sócrates, a la casa donde llegaban tantos personajes en busca del famoso guerrillero. El 1 de junio de 1979, estaba el matrimonio Sandino-Alvarado ya acostado, cuando un grupo que se identificó como combatientes del FSLN penetraron en la casa y dieron muerte a Nicolás, frente a su propia esposa. Posteriormente en julio de 1979, la casa fue confiscada.

Historia de la otra hija

En relación al paradero de los restos de quienes fueron asesinados el 21 de febrero de 1934, existen varias versiones, lo cierto es que el somocismo los hizo desaparecer para evitar que el pueblo identificara el sitio y honrara al héroe. Lo que no se conoce, es que lo mismo ocurrió con su otra hija, de la que también se sabe poco, aunque bajo otras circunstancias.

Mercedes Sánchez Gaitán, era igual que doña Margarita, una trabajadora doméstica en la casa de don Gregorio, una especie de hija de casa, cuando tuvo relaciones con Augusto y nació María Natalia Sánchez Sandino. Doña Mercedes se marchó de Niquinohomo y falleció en Belén, Rivas en 1982.

María Natalia se casó el 22 de noviembre de 1933 con Aristides Pavón Barrera. El matrimonio se realizó en la casa de don Gregorio, quien fue uno se los padrinos. Nacieron José Miguel, Aristides y Natalia. Después se unió a Eliseo Conto, procreando a Marco Antonio, un abogado que reside en Niquinohomo.

Doña María Natalia se radicó en Managua, donde vivía con su hijo José Miguel. Falleció de nefritis el 4 de octubre de 1960, a los 44 años de edad. Curiosamente la partida 2586, libro 0089, página 793, dice que quien asentó la partida fue su hijo José Miguel, sin embargo los datos señalan, que era hija de Gregorio Sandino y Mercedes Sánchez.

María Natalia, fue sepultada en el grupo 0.8, lote 40. Años más tarde, los familiares al visitar la tumba, no encontraron los restos, eran los tiempos en que la Alcaldía era el Distrito Nacional. Según le explicaron, al no pagar el canon correspondiente, el sitio había sido asignado a otra persona, así que los restos de la hija del General Augusto C. Sandino, sepultados en la tercera categoría, la de los pobres y humildes, desaparecieron igual que los de su padre. En los archivos no hay ningún documento sobre el caso, sólo en el libro de registro figura que el fune-ral fue el 5 de octubre de 1960.

El sino trágico no termina. Aristides, hijo de María Natalia, se enroló en la Guardia de Somoza, llegó a ser telegrafista de confianza en la Casa Presidencial. Después del 19 de julio de 1979 fue detenido y de nada le valió ser nieto del General Sandino. Pasó tres años en la cárcel, tiempo en el que hubo en vano gestiones a su favor. Cuando salió libre, se marchó a Miami, a consecuencia de la diabetes falleció el 16 de febrero de 1996.

El fin de Santiaguito

En varias fotografías donde aparece el General Sandino, está también un niño, vestido con elegante traje entero. Se trata de Santiago Raudez, hijo de Teresa Villatoro, la guerrillera sandinista de origen salvadoreño, más conocido como Santiaguito, niño por el que Sandino tenía especial cariño, le enseñó a leer, lo llevó en un viaje a México. Algunas personas creían que era su hijo.

Luego del asesinato del General Sandino, Santiago se sumió en el anonimato, creció dentro de una estimada familia, parte de la cual reside en Managua y otra en Masaya. Logró trabajar en la Compañía Cervecera de Nicaragua. Ya jubilado, llegó a la empresa a cobrar su jubilación, y al salir un vehículo lo atropelló, en la Carretera Norte. Está sepultado en el cementerio Oriental. ¿Habrá sido su cercanía al General Sandino la causa de su trágico fin?

Descendencia

Rama Sandino–Tiffer:

Gregorio Sandino y América Tiffer: Sócrates, Asunción y Zoilamérica. Sócrates y Cleotilde: Alejandro López Sandino. Asunción y Bismarck Alvarado: José Bismarck, Manuel Enrique, Francisco José, Uriel y Rosa Argentina. Zoilamérica y Orlando Zambrana Báez: Orlando José y Zoilamérica, casada con don Teódulo Murillo, padres de la poeta Rosario Murillo Zambrana.

Rama Sandino–Arauz:

Augusto C. Sandino y Blanca Aráuz Pineda: Blanca Segovia, contrajo matrimonio con Enrique Castillo, procrearon a Augusto Enrique, Rodolfo Antonio, Julio César y Walter Ramiro.

Bisnietos: Jacqueline, Luis, Johana y Enrique Juan Castillo Arauz; Walter Castillo Sandino, ucraniano; Walmar y Jennifer Mercedes Castillo Rappaccioli; Blanca María Castillo Sánchez.

Rama Sandino–Sánchez:

Augusto C. Sandino y Mercedes Sánchez Gaitán: María Natalia Sánchez Sandino, se casa con Aristides Pavón Barrera, tienen a José Miguel, Aristides y Mercedes. Con Eliseo Conto tiene a Marco Antonio Conto Sánchez.

Rama Calderón:

Doña Margarita Calderón Ruiz tuvo a Augusto Nicolás, Fernando, Julio César, Manuela, Carmen, Antonio e Isabel. Fernando Calderón se casó con doña Berta Villanueva Meza, tuvieron a Margarita, Catalina, Adilia, Fernando, Eduardo, Augusto y Guillermina.

Margarita y René Meza: Cintia. Catalina y Saúl Villarreal: Walter Saúl. Adilia y Juan Rafael Henríquez: Augusto, Emilia y Berta. Fernando y Olga Meza Lira: Eduardo, Roberto (Mayor General retirado) y Linda Cristina. Con Sandra Gutiérrez: Augusto Fernando, Fernando Sexto, Berta, Linda Rosa y con Norma Granados: Fernando, Eduardo, Antonio, Orquídea, Aris y Benito. Eduardo Calderón Villanueva y Leticia Ramírez: Jonatán, Cristian y Norma.

*Academia de Geografía e Historia de Nicaragua. Nic

Ver también

Dónde reposan los restos de Sandino?

Pedrón Altamirano

La otra hija del general Sandino

Margarita Calderon (Madre de Sandino)

De dónde vino Sandino?

El Tratado del Espino Negro

Los recuerdos de Sandino de don Carlos Sotelo Potosme

Correos de descendientes de Sandino

Blanca Arauz de Sandino

Teresa Villatoro, la amante de Sandino

 

Para mayor información escríbanos : Comentarios


Síganos en Facebook

Comentarios

Si no eres miembro de Facebook, entonces comenta aquí
Escriba su comentario

 

Regreso a la página principal

Sobre Nic. Actual
Líneas Aéreas de Nicaragua
Condiciones actuales del tiempo en Nicaragua
Dinorah Sampson
Presidentes
Rafaela Herrera
MANAGUA
Informe sismológico de Nicaragua
La Gritería

Pedro J. Chamorro

Anastasio Somoza D.
Anastasio Somoza G.
Augusto C. Sandino
Rubén Darío
Nuestra Moneda
León
Granada
Isla de Ometepe
Geografía
William Walker
La Nicolasa Sevilla
Comidas Nicas
El Cañón de somoto
Lago Cocibolca
División Política
Instituto Modesto Armijo
Día de las madres en Nicaragua
Himnos evangélicos
Las huellas de acahualinca
Las huellas de Quezalguaque
La Ruta del Tránsito
El Tratado chamorro - Bryan
El Tratado del Espino Negro
Viacrucis
Los sucesos de Olama y Mollejones
El chigüin
Genealogía de los somoza
Genealogía de Pedro Joaquín Chamorro
Apellidos 100 % nicaragüenses
Enlaces
Los desfiles del 14 de Setiembre
Tratado del Espino Negro
La güirila
El árbol de tigüilote
Dinorah Sampson
Los sucesos del 22 de Enero de 1967
Francisco Hernández de Córdoba
Hope Portocarrero de Somoza
Laguna de Tiscapa
La Nicolasa Sevilla
Academia Militar de Nicaragua antes de 1979
La fritanga nica
Norma Helena Gadea
El Viacrucis
Anastasio Somoza Portocarrero
Las huellas de Acahualinca
Galería de fotos
La nota Knox
La vieja Managua
El pescado Gaspar
Domingo Acevedo (cara de piedra)
El Güegüense o Macho Ratón
Los sucesos de Olama y Mollejones
Himnos de la vida cristiana
El pinol de iguana
Adolfo Díaz
Genealogía de Pedro J, Chamorro
Día de las madres
Hoteles de Managua
El perrereque
Fernando Agüero Rocha
Genealogía de Sandino
Día del padre
Elotes cocidos
Cuentos de nicas en Costa Rica
Emiliano chamorro
Genealogía de los Somoza
Salvador Cardenal Argüello
Elotes asados
El Goyena