Información General sobre Nicaragua

"El vaho de las Hermanitas Villalobo"

¿Cuál es el secreto de su platillo? Sazonar la carne con cebolla, chiltoma, naranja agria, ajo, vinagre; además de esto, el vaho lleva yuca, maduro y su respectivo punto de cocina.

¿Pero cuál es el secreto de su sabor?, insistimos y en un tono de «si te digo... no te digo», nos intentó aclarar.

- Ah... el secreto, el secreto (se ríe)... El secreto no se dice (ríe de nuevo), y nos añade: «yo el vaho, lo pongo desde las cuatro de la mañana, y para que esté listo son tres horas de fuego, pero antes; hay que estarlo viendo, echándole con medidita el agua para que no se queme, y no vaya a quedar muy recocido».

¿Hace vaho por encargo? Si, a veces me llaman para encargar unos 20 ó 30 vahos para un cumpleaños, o una empresa que quiere este comida típica para almorzar después de sus reuniones de trabajo.Es interesante como los nicas lo prefieren durante las navidades. Hubo personas que celebraron su 24 de diciembre con su vahito.

¿Pero su atención incluye música ambiental nicaragüense? Si. Al cliente le ponemos música de marimba, la música de «La Misa Campesina», o la de «El Guadalupano», pero también del salsero Luis Enrique, de Selena. Tenemos música de los 60 y de los 80. A veces el cliente pide música romántica y también se la ponemos, esa es la diferencia con los otros vahos del país. La música, la atención y el sabor.

Las muchachas que atienden se visten con los trajes folklóricos bordados, unos de color blanco puro y otros de un encendido amarillo. «Yo quiero que mi cliente se sienta muy bien y siempre regrese como a su casa», señala.

¿Las chavalas bailan un poquito de marimba, mientras sirven?
No,. eso no. Todavía no, porque ellas son muy penosas.

Cuando un cliente llega, siempre le preguntan: ¿De cuál vaho quiere?, ¿cuál es la diferencia? Bueno, el primero es un vahito normal, el otro es el especial, porque es más grande, es decir, lleva una extra de carne. Para acompañar se sirve el fresco de la casa, que es el cacao, este no falla y las variedades de linaza, la chía, la guayaba, melón y zanahoria.

¿De quién aprendieron esta forma de atender y servir? De mi marido Enrique Villalobo Guevara, originario de Masaya.

Asegura doña Justa Rosa, que de él ha aprendido esta tradición cultural y gastronómica, que incluye el sabor para el paladar, y música de marimba para deleite de los oídos. Y es que se encontraron el uno para el otro, hace muchas lunas, cuando don Enrique llegó a Jocote Dulce... y bueno, aquí están juntos con sus hijas, trabajando en familia, para cada día desde las 7 de la mañana, tener listo el «Vaho de la Esquina», bautizado discretamente por su mamá por arraigo de cariño hacia sus hijas, como «El vaho de las Hermanitas Villalobo».

Entre los comensales que han desfilado y saboreado este vaho típico, están la ex presidenta, Violeta Barrios de Chamorro; la Primera Dama de la República, Doña Lila T. de Bolaños; ministros; funcionarios y diputados, entre ellos, Herty Lewites y Evert Cárcamo, los hermanos Quiñónez, Byron Jerez, Tomás Borge y el reverendo Sixto Ulloa.

Músicos como Carlos Mejía Godoy y Mario Montenegro; pintores como el maestro Leoncio Sáenz y Róger Pérez de la Rocha. El Dr. Panchito Mayorga era un asiduo visitante durante su campaña electoral de PAN.

Por otro lado, uno de sus asiduos visitantes era el poeta Pablo Antonio Cuadra. Cuenta doña Justa Rosa Aburto, que cuando se retiró de La Prensa, su nieto Pedro Javier Solís, en compañía de algunos literatos amigos y periodistas, le hizo la despedida al Poeta en «El Vaho de la Esquina».

EL SABOR ES EL QUE MANDA «Vienen de la Presidencia, de la Asamblea, de Gobernación, de la Kodax. Ellos, los mandan a traer con los choferes. Nosotros los conocemos por los choferes. Doña Vivian Pellas, los manda a llevar con su chofer. También nos visitan muchos periodistas», precisa.

«Hay gente que viene desde los departamentos. Vienen de Costa Rica, de Estados Unidos, de otros países, algunos nos toman fotos y vídeos», agrega entusiasmada.

Ellos - los gringos- nos dicen ¡Oh...vaho, aquí!, entonces hay que abrirles el vaho, y dicen luego: ¡Oh...vaho, qué rico!, ¿qué cosa ser vaho?, entonces se les explica, que lleva carne, plátano maduro, verde, yuca... entonces ya ellos: ¡oh... probar yo!, Piden su vaho, comienzan a comer y tomarse fotos... ¡Oh... que rico, dicen.

Hay veces vienen desde Chinandega. «Ah... yo quiero llevarle dos, uno a mi esposa y uno a mi mamá...¿Cómo puede llevarlo para que vaya caliente?».

Entonces se les echa la ensalada aparte, se le tapa bien con papel de aluminio y se llevan cinco o seis vahitos». Sin duda alguna, doña Justa Rosa, con su paladar, ha traspasado las barreras geográficas, políticas, económicas y culturales. (Tomado del Nuevo Diario del 23 de Enero del 2003)

Comentarios


Volver a Comidas de Nicaragua


Síganos en Facebook

Si no eres miembro de Facebook, entonces comenta aquí
Escriba su comentario

Regreso a la página principal

Augusto Nicolás Calderón Sandino
Historia de Nicaragua
Félix Rubén García Sarmiento
Acerca de Nicaragua Actual
La moneda de Nicaragua
División Política de Nicaragua
León Santiago de Los Caballeros
Presidentes de Nicaragua desde 1834
Granada, La Gran Sultana
Managua, Capital de Nicaragua
Isla de Ometepe
La celebración de la Gritería en Nicaragua
Rafaela Herrera Sotomayor

Pedro Joaquín Chamorro
Geografía de Nicaragua
Anastasio Somoza Debayle
William Walker
Anastasio Somoza García
Músicos Nicaragüenses
Para mayor información escríbanos : Comentarios